Escritos de acusación y fiscal


Escrito de acusación

Reproducimos algunos extractos del escrito de acusación en el post-español original. Puede descargarse completo aquí. Está fechado a 30 de abril de 2019, cinco meses después de que el desmentido estuviera publicado en tourlamanda.com, y justo cuando la denuncia anterior del Instituto Navarro para la Igualdad llegaba al final de su recorrido.


El acusado a través de la citada página web «tourlaManada.com», publicitaba y ofertaba la venta de calcomanías a imitación del tatuaje de uno de los integrantes de «La Manada». concretamente del «Prenda.» Asegurando, también, la posibilidad de poder adquirir tras el tour «las camisetas que vestían los miembros de la Manada en una tienda cercana» con el único fin de enaltecer la figura de los agresores sexuales de la víctima, pretendiendo generar con su discurso un clima de odio entre la sociedad frente a la víctima, y lesionando, mediante ese trato vejatorio, la dignidad de la misma.

Junto a ese anuncio, el acusado publicó una foto de los cinco miembros de «La Manada», bajo la cual, daba las gracias por el interés en el tour, e informaba sobre el cupo de asistentes por fecha elegida, indicando que, y citamos textualmente, «solo tenemos 20 plazas por fecha, que admitimos por riguroso orden de inscripción. Unos días antes de la fecha que has elegido cerraremos las plazas y te comunicaremos si puedes entrar en esa.», con la única finalidad de justificar y comercializar con la agresión sufrida por la víctima durante las fiestas de los San Fermínes en el año 2016.

Por lo que, atendiendo al contenido publicado en la referida página web «tourlaManada.com», que el propio acusado creó, y a la evidente finalidad de distribución y publicidad masiva de una ruta por los lugares por donde los condenados de «La Manada» pasaron con la víctima, así como la venta de merchandising (calcomanías y camisetas), y la oferta de reservas en el hotel donde tales condenados pretendían en un principio consumar el delito, ponen de manifiesto la intencionalidad del acusado de querer y pretender herir y lesionar los sentimientos comunes de la sociedad por el simple hecho de ser mujer, y en especial la búsqueda por el acusado, a través de las publicaciones descritas, de un clima de odio hacía la víctima simplemente por la valentía demostrada por ésta en su día al denunciar la agresión sexual que sufrió por cinco hombres, sometiéndola a un nuevo juicio social. Provocando el acusado en la víctima, con el trato degradante y vejatorio pretendido mediante la publicación de este anuncio, atentar gravemente contra su integridad moral.

Defendiendo el acusado la agresión sufrida por la víctima, y con ello, las agresiones sexuales contra las mujeres en general, al animar a las personas que visitaban su página web a comprar las mismas camisetas que estos individuos llevaban puestas el día en que cometieron el delito de abuso sexual por el que han sido condenados, e incluso, animaba a que los visitantes de su página web adquirieran calcomanías a imitación de los tatuajes de uno de los miembros de «La Manada»

Se interesa que se impongan al acusado, por cada delito, las siguientes penas:

  • Por el delito contra la integridad moral de la VICTIMA del articulo 173.1 del CP. la pena de DOS AÑOS DE PRISION.
  • Por el delito de odio del artículo 510.2 del CP en relación con su apartado 3º, la pena de UN AÑO, TRES MESES Y UN DIA DE PRISIÓN, y la pena de 9 MESES DE MULTA a razón de 15 euros diarios.

En el presente supuesto objeto de acusación, nos encotramos ante un anuncio publicado por el acusado en la página web «tourlaManada.com», que obtuvo 60.000 visitas en un día, y un total de 500.000 visitas entre el 3 y 5 de diciembre de 2018, como fue reconocido por el propio Sr. —. Visitas web realizadas desde todos los puntos del ámbito espacial, lo que atenta, aún más si cabe, la integridad moral de la víctima.

Además, y aún cuando se eliminára la página web «tourlaManada.como», los contenidos difundidos por el acusado a través de la misma difícilmente puedan ser eliminados, encontrándose en poder de miles de personas mediante la posibilidad de poder hacer capturas de pantalla.

Hechos objeto de acusación, que han causado no solo una revictimización de lo sufrido, sino también, una nueva victimización secundaria, al obligar a la víctima, ante la comisión de ílictos penales como el presente, que atentan gravemente contra su dignidad moral, a estar y pasar nuevamente por un procedimiento judicial, con las consecuencias psicológicas que ello acarrea, y que se agravan aún más, con la expectación mediática que estos hechos originan

Por lo anterior, es por lo que el acusado deberá indemnizar a LA VICTIMA por las lesiones morales causadas en la cantidad de VEINTE MIL EUROS (20.000€), con el interés legal previsto en el artículo 576 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Deberán imponerse al acusado el abono de las costas, incluyendo expresamente las de esta Acusación Particular, conforme a lo dispuesto en los artículos 123 y ss del Código Penal y 239 y ss de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Escrito de la fiscal

Tras la apelación de nuestro abogado al escrito de la parte acusadora, la fiscalía emitió un escrito en el que, aun atestiguando el «mal gusto» de la web, entendía que no hay delito porque «no hay ninguna referencia o expresión degradante hacia la víctima», y porque, al emplear el término «agresión sexual», da por válida la denuncia de la víctima. También recogía las declaraciones del acusado en la instrucción de que se trataba de una crítica al tratamiento sensacionalista por parte de los medios de comunicación.

A continuación reproducimos íntegramente su escrito, que puede descargarse en PDF aquí.


EL FISCAL, despachando el traslado conferido en relación a la contestación al RECURSO DE REFORMA Y SUBSIDIARIO DE APELACION, interpuesto por la representación procesal de —- contra el Auto de 12 de Abril de 2019, COMPARECE Y DICE:

Que por medio del presente escrito viene a ADHERIRSE al RECURSO DE REFORMA Y SUBSIDIARIO DE APELACION interpuesto, no en base a las argumentaciones esgrimidas en el mismo, sino en base a las siguientes ALEGACIONES:

Unica.- En relación a la primer motivo del recurso interpuesto, consideramos, que en contra de lo allí manifestado, el Auto recurrido no adolece, en ningún momento, de falta de motivación o razonamiento.

Sin embargo, consideramos que en el presente caso no concurren los elementos del tipo penal del artículo 173.1 CP. El contenido objetivo y subjetivo del delito contra la integridad moral viene muy delimitado en nuestra Jurisprudencia, entendiendo que no concurren en este caso, todos los elementos necesarios para la configuración del tipo penal. Así, en la STS 294/2003 de 16 de Abril (RJ 2003, 4381) o en la STS de 27 de enero de 2011 ( RJ 2011, 1932) se especifican los elementos típicos que conforman el concepto de atentado contra la integridad moral, del apartado primero del articulo 173 del Código Penal, y que son los siguientes:

a) Uno o varios actos de contenido clara e inequívocamente vejatorio para el sujeto pasivo del delito.
b) Tal acto debe ser degradante o humillante e incidir en el concepto de dignidad de la persona afectada por el delito.
c) A resultas del acto vejatorio, la victima debe sufrir un padecimiento, ya sea este físico o psíquico.
d) En el plano subjetivo, la actuación dolosa del sujeto activo, caracterizada por la voluntad de vejar y humillar a la victima (STS de 29 de noviembre de 2011, RJ 2012-1810).

En este caso consideramos que la creación de una pagina web en la que se ofrece la posibilidad de realizar un Tour por los lugares que se identifican con «La Manada», no constituye un acto claramente vejatorio con entidad suficiente para ser calificada como constitutiva de un delito contra la integridad moral de la víctima, del art. 173 del CP ( RCL 1995, 3170 y RCL 1996, 777) , por implicar, sin la menor duda, un menoscabo grave de la integridad moral de la víctima.

La garantía constitucional de la dignidad, como valor de la alta calidad indicada, implica la proscripción de cualquier uso instrumental de un sujeto y de la imposición al mismo de algún menoscabo que no responda a un fin constitucionalmente legítimo y legalmente previsto.

En este caso concreto, entendemos que la acción degradante denunciada no presenta una intensidad lesiva para la dignidad de entidad suficiente para la producción del resultado típico, que es lo que exige el tipo penal. Y todo ello porque entre otras cosas, no hay ninguna referencia o expresión degradante o vejatoria hacia la victima, siendo que la web se centra en «La Manada». A ello se une el hecho de que en la propia web se indica el objetivo del tour con el siguiente texto «con este tour pre tendemos dar a conocer los hechos del caso de La Manada para denunciar el maltrato a la mujer, además de atraer turismo a Pamplona, una ciudad muy conocida por sus famosas fiesta pero que tiene otros grandes encantos secretos el resto del año».

Desde un punto de vista estrictamente jurídico, debemos señalar que no todo lo que molesta a una victima es un trato degradante, siendo que no se vislumbra en la página web un ánimo de escarnio, humillación o menosprecio hacia la victima, o en su caso, exaltación o enaltecimiento del conocido suceso.

Tampoco concurre el necesario elemento subjetivo del injusto, ya que en relación a la existencia de dolo en la conducta del investigado, en su declaración judicial, el Sr — negó que el objeto de la pagina web fuera humillar a la victima. Concretamente, éste alegó que la creación de la web tenia como finalidad criticar el uso de los hechos por parte de los medios de comunicación y cómo en ocasiones no contrastan la información. El investigado insistió en que lo que realmente quería denunciar en la web era precisamente lo mismo que los medios de comunicación estaban haciendo con la difusión de su página web del tour de la manada.

Continuando con la valoración de la concurrencia del elemento subjetivo del tipo penal, junto con la declaración realizada por el propio investigado, debemos analizar la documental que refleja la existencia de la propia página web creada por el denunciado. En este sentido, entendemos que en apoyo de lo anterior, no se evidencia un ánimo de degradar o humillar a la victima, ya que en este caso el propio investigado emplea en la web el término de agresión sexual; cuando es de sobra conocido por todos el debate jurídico surgido a raíz de la catalogación penal de los hechos. En idéntico sentido, ello viene a dar por sentado la veracidad de los hechos ocurridos en Julio de 2016, en un momento en el que debe regir la presunción de inocencia ya que aun no se ha dictado sentencia firme.

Es por ello, que carece de sentido que se empleen esas expresiones y se den por probados los hechos, si el ánimo del investigado en la creación de la web, fuera realmente vejar y humillar a la victima.

En todo caso, y en apoyo de nuestro escrito de fecha 29 de Marzo, entendemos que la falta de sensibilidad en la creación de la web, el innegable mal gusto e inapropiado de su creación, pudiera afectar al honor de la victima.

Por lo expuesto se INTERESA la admisión de este escrito, se proceda a la estimación del recurso en todos sus pronunciamientos y se revoque el Auto que acuerda seguir por los tramites del Procedimiento Abreviado de las actuaciones, y en su lugar se dicte el Archivo de las actuaciones.

En Pamplona/lruña, a 30 de abril del 2019

EL FISCAL