El día que los medios de comunicación se retrataron a sí mismos

El Tribunal Supremo nos ha condenado a 15.000 euros y 18 meses de cárcel.