Las claves del caso

En torno a la acusación

  • La acusación toma en todo momento el tour como real, a pesar de que estás interpuesta casi seis meses después de que el desmentido esté público en la web.
  • La abogada acusa de que la cobertura mediática derivada del proceso judicial agrava la situación de la víctima, pero es ella misma quien filtra la información a la prensa.
  • La abogada mantiene un discurso feminista en los programas televisivos a los que acude, sin embargo en al menos tres ocasiones ha defendido en los tribunales a hombres acusados de violencia de género.

En torno a las sentencias

  • La jurisprudencia en la que se justifican las dos sentencias aborda casos de asesinatos, violencia de género, malos tratos, torturas, abusos sexuales continuados, trata de personas, violaciones y palizas, a menudo con penas inferiores a la impuesta en el falso tour.
  • La sentencia del juzgado de primera instancia se vale de un artículo del Código Penal destinado a evitar torturas y malos tratos por parte de autoridades y funcionarios.
  • La sentencia del juzgado de primera instancia, y la web del Consejo General del Poder Judicial ponen en boca del acusado palabras que este no pronunció. Esta falsa atribución define el tratamiento mediático posterior.

En torno a los medios de comunicación

  • Los medios de comunicación no sienten la necesidad de contrastar o dar la versión contraria de las fuentes que consideran de autoridad: la abogada acusadora y el CGPJ. Salvo muy pocas excepciones, copian y pegan la información de la noticia o nota de prensa original, simplemente omitiendo partes.
  • Este pobre tratamiento informativo lleva a la audiencia a juicios erróneos, negándoles la posibilidad de discernir, y fomentando la crispación, el maniqueísmo y la polarización. Esto es conveniente para los medios porque facilita la difusión de las noticias en redes sociales.
  • A pesar de que muchos medios son advertidos de su error, no se desdicen en ningún momento.
  • Las plataformas de verificación de contenidos no abordan el caso, a pesar de que varias personas les avisan.

En torno a la acción

  • Los procesos judicial y mediático impiden un debate honesto acerca de la acción en sí, si esta es éticamente reprobable, si fue o no adecuado llevarla a cabo con este caso en En particular, e incluso qué reparación podría ser apropiada.